Las ventas de tu restaurante comienzan con tu carta

Somos un país que ama comer, por eso España es el líder mundial absoluto en número de bares y restaurantes: un establecimiento por cada 175 habitantes.

Si diriges un bar, un restaurante, un pub o una cafetería, comprenderás la importancia tanto de la calidad de tu comida como de la forma en que la emplatas. Toda esta presentación no sólo comienza con la comida sino también con el menú impreso.

En un restaurante, la carta es un elemento clave para el éxito y las ventas. La carta es una lista de ofertas de alimentos y bebidas que los clientes pueden elegir y es muy importante tener establecidos los precios de los platos de una forma estratégica es esencial para el éxito de un restaurante, por lo que es importante que todos los propietarios de restaurantes comprendan cómo establecer los precios correctamente.

Esto es esencial para un restaurante porque puede ser una herramienta de marketing poderosa y una forma de destacar los productos y servicios que ofrecen. Tanto si  tu establecimiento es de comida para llevar como si es de alto standing o de comida rápida, la gente suele tomar decisiones basadas en su primera impresión.

Esto significa que tus clientes deciden en base a lo que ve en  la carta de tu bar o restaurante.

En lugar de ver tu carta como una lista de precios, debes mirarlo como cualquier otra parte de tu marketing de venta, puesto que ayuda a los restaurantes a destacar sus productos y servicios, lo que los ayuda a vender más.

Ya sea para tus clientes habituales o no habituales, empieza por una carta impresa que siga las normativas europeas y que este bien diseñada para abrirles el apetito.

Además, la carta también ayuda a los restaurantes a comunicarles a los clientes qué productos y servicios ofrecen. Esto les permite saber qué ofrecen antes de llegar al restaurante.

Esto significa que los clientes tienen la oportunidad de elegir y ver qué productos y servicios ofrece el restaurante antes de comenzar a comprar.

• La ingeniería del menú

La ingeniería del menú es una disciplina que implica el análisis de la oferta y la demanda de los alimentos para ayudar a los restaurantes a establecer el precio correcto. Esto se hace mediante la identificación de los componentes principales de un menú, como los ingredientes, el tiempo de preparación y los costos de los insumos.

Se incluye una evaluación de los precios de los competidores en la misma área para determinar si el precio de los alimentos es competitivo.

Una vez que se ha establecido el precio básico de los alimentos, los restaurantes pueden utilizar la ingeniería del menú para aumentar su margen de beneficio. Esto se hace mediante la adición de ingredientes premium a los platos, así como la oferta de menús especiales para eventos.

Esto permite a los restaurantes aumentar los precios sin afectar la demanda de los alimentos. También es importante señalar que la ingeniería del menú también aborda factores como la presentación de los alimentos y la experiencia de los clientes.

Por ejemplo, los restaurantes pueden mejorar la presentación de los alimentos para aumentar la demanda, así como ofrecer diferentes opciones para los clientes. Esto permite a los restaurantes aumentar el precio de los alimentos sin perder la satisfacción de los clientes.

• Echa un vistazo a la competencia

Una vez que se haya establecido el costo de producción, los propietarios de restaurantes deben considerar el precio al que los consumidores estarían dispuestos a pagar por los platos. Esto significa estudiar la competencia y los precios de los platos similares en otros restaurantes de la zona. Esta información le ayudará a los propietarios a establecer precios que sean competitivos y atractivos para los clientes.

Con tantos lugares para elegir comer, siempre va a haber competencia. Encuentra los más exitosos y mira cómo funcionan. Mira sus menús y cómo se presentan. Incluso si tu negocio es completamente diferente, puedes obtener ideas que tal vez no hayas considerado.

No se trata de copiar, mantener tu originalidad y diferenciarte de tu competencia es la clave. Pero no debes de perderlos de vista para innovar y mejorar lo que ellos ya hacen.

• Respeta tu imagen corporativa.

Obviamente, el diseño de tu menú debe reflejar el tipo de comida que sirves y el negocio que diriges. Por ejemplo, si tienes un restaurante de estilo americano, el diseño del menú debe ajustarse a ese estilo.

Un restaurante de categoría con precios más altos podría utilizar un diseño más clásico y tradicional, mientras que un restaurante contemporáneo que ofrezca algo diferente o extravagante podría optar por un aspecto más moderno en su menú.

La comida, la decoración, la sensación y la marca del negocio deben reflejarse en el diseño de tu carta.

• Haz tu menú fácil de leer

Estudios recientes muestran que la gente lee los menús de la manera en que lee todo lo demás: de izquierda a derecha y de arriba a abajo.

Esto contradice el pensamiento más antiguo que sugería que la parte superior derecha era el mejor lugar para los artículos de alta rentabilidad.

Haz una lista de los elementos del menú en orden secuencial empezando por los aperitivos y divídela en secciones lógicas. No hagas que la gente le cueste demasiado encontrar algo que le gusta.

• Contrata un diseñador

Si no eres diseñador, contrata uno. Tu carta es el último lugar para hacer recortes. Si parece barato y poco profesional la gente asumirá lo mismo de tu comida.

Informa a tu diseñador para que conozca tu negocio y el tipo de comida que sirves para que entienda completamente el tipo de establecimiento que estás manejando y pueda diseñar la carta de restaurante acorde a el.

Por eso te compartimos algunas ideas de donde puedes contratar los servicios de un diseñador especializado en diseño de cartas. Recuerda darle la información adaptada a los tips entregados en este post

Luego de tener el diseño, solo te queda proceder con la impresión de la carta para tu restaurante

Compartir en

Deja una respuesta