¿Por qué la ropa laboral es clave para la seguridad y la productividad de tus empleados?

La ropa laboral es un elemento fundamental en cualquier empresa, ya que cumple diversas funciones que van más allá de solo cubrir el cuerpo de los trabajadores. Además de proteger a los empleados de peligros y riesgos laborales específicos, también puede ser utilizada como un medio para promocionar la imagen de la empresa y reflejar su ética y profesionalismo.

La ropa laboral también puede ser utilizada como una herramienta para mejorar la productividad y el rendimiento de los trabajadores, ya que puede proporcionar comodidad y movilidad durante el trabajo. Además, puede ayudar a los empleados a sentirse parte de un equipo y a promover una cultura de trabajo segura y ordenada en la empresa.

5 razones para invertir en ropa de trabajo

La ropa de trabajo es un instrumento más en el desarrollo de la actividad laboral de cada profesión. Habitualmente no se le presta la atención merecida, salvo en el caso de aquellas profesiones en el que la seguridad juega un papel fundamental.

1- Comodidad y protección para nuestros empleados

La ropa de trabajo ofrece multitud de ventajas en una empresa, una de ellas la comodidad de nuestros empleados. La rutina diaria ya es bastante complicada como para añadir el hecho de tener que elegir atuendo todos los días.

Los uniformes laborales permiten a los empleados ahorrarse ese momento y pasar a realizar cosas más importantes. Además un plus de la ropa de trabajo es que está hecha con materiales y textiles que no suelen necesitar planchado, un ahorro más de tiempo y dinero para nuestros trabajadores.

Pero no solo por ello es importante para los empleados, hay trabajos en los que más que una opción es una necesidad. Cuando las tareas requieren de ropa reforzada o ropa de trabajo de alta visibilidad, el vestuario profesional cumple una función de seguridad y protección.

El trabajo industrial necesita de ropa de trabajo industrial, así otro tipo de profesiones relacionadas con la salud necesitan de uniformes por temas de higiene.

Entre la ropa específica de seguridad laboral se encuentran:

  • Zapatos de seguridad laboral para protección de los pies
  • Espinilleras protectoras
  • Guantes y muñequeras para protección de manos y muñecas
  • Protección general para la zona de los brazos
  • Protección localizada en el tronco y alrededores
  • Mascarillas para protección en torno al sistema respiratorio
  • Cascos para la protección de la cabeza
  • Orejeras especiales para los oídos

2 – Imagen de marca

La ropa laboral es de gran importancia también para la propia marca. La ropa para trabajar consigue dar un aspecto unificado en empresa, da buena sensación a ojos de la clientela y potenciales consumidores. Pensar en este tipo de cosas genera confianza en nuestros clientes, y unos clientes que se fían de nuestro trabajo atraen clientes nuevos.

Esta imagen corporativa se ve mucho más reforzada cuando invertimos un poco más y personalizamos nuestros uniformes. Que aparezcan los colores corporativos, el logotipo o el nombre de la empresa denota detallismo, cuidado y profesionalidad.

3 – Pertenencia a la empresa

Además de factores como la comodidad o la seguridad el uniforme cumple una función psicológica para los trabajadores. Nada más y nada menos que el sentimiento de pertenencia a un lugar y un sistema. Una necesidad básica para el ser humano es no sentirse excluido y sentir que pertenecemos y que nos tienen en cuenta en algún lugar.

Además los uniformes laborales permiten que los empleados se reconozcan entre ellos de manera muy rápida, algo que se puede necesitar en empresas de cierto tamaño.

4 – Una buena forma de hacer promoción

La ropa de trabajo personalizada nos aporta beneficios en cuanto a promoción. Un uniforme con nuestro logotipo es una forma de que personas ajenas a nuestra empresa vean nuestra marca e incluso se sientan interesados por ella. Pensad en el uniforme de trabajo como una valla publicitaria que además se mueve por diferentes sitios. ¡Un puntazo!

Aquí entra en juego de nuevo la personalización, nuestra empresa deber ser reconocible a través de la ropa de trabajo para que se creen sinergias comunicativas. Elementos como colores corporativos y logotipos son esenciales.

5 – Una inversión duradera

Como ya hemos dicho en otras ocasiones, los uniformes laborales están hechos para ser duraderos y que aguanten varios años. Vas a invertir en ropa de trabajo una vez al principio, se verá compensado por las ventajas que os hemos contado y probablemente solo tengas que ir reponiendo los uniformes poco a poco.

Conclusión

En resumen, la ropa laboral es un elemento esencial en cualquier empresa y su elección y uso deben ser cuidadosamente considerados. No solo protege a los trabajadores y promueve la imagen de la empresa, sino que también puede contribuir a mejorar la productividad y el bienestar de los empleados.

El uniforme de trabajo es un valor añadido tanto para los trabajadores como para la propia empresa, solo aporta beneficios. ¿Os hemos convencido ya de invertir en ropa de trabajo?

Compartir en

Deja una respuesta