Cómo obtener lo mejor de tu carta para restaurantes

Si tienes un restaurante es muy probable que tengas una carta o al menos una lista de precios. La gente suele tomar decisiones de compra de forma muy rápida y el aspecto de tu carta puede tener un efecto real en tus ventas.

Si estás involucrado en el ajetreado mundo de la restauración, es fácil pasar por alto tus cartas y eso puede ser un gran error. Entonces, ¿cuándo fue la última vez que haz revisado lo que ven sus clientes?

Conviértete en tu cliente

Mira tu carta a través de los ojos de un cliente. ¿Parece actual y fresco o las fuentes, gráficos e imágenes parecen anticuados? ¿El menú es llamativo? ¿Hay fotos nítidas y atractivas? ¿Están todos los productos y precios al día? ¿La carta en sí se ve desgastada o de mala calidad?

En resumen, ¿tu carta se ve profesional y limpia? ¿Representa tu negocio y tus productos de la mejor manera posible? Si no es así, entonces es hora de renovar la carta

Las descripciones hacen maravillas

¿Cuál de los siguientes elementos del menú suena más apetitoso?

Pastel de carne y patatas fritas

o

Delicioso pastel de carne casero con una ligera corteza de hojaldre. Servido con patatas fritas de corte grueso y cocinado a fuego lento.

Deja que sus clientes casi prueben la comida en sus mentes y es más probable que pidan.

Puedes usar la misma técnica para describir las bebidas. Sea lo que sea que describas, usar palabras como «rico», «dulce» o «ahumado» realmente crea el ambiente y hace que a tus clientes se les haga la boca agua.

Usa las imágenes sabiamente

Usadas de manera incorrecta, las imágenes y fotografías pueden abaratar el aspecto de su menú y tu comida. Cualquier foto utilizada debe ser tomada profesionalmente e incorporada perfectamente en el diseño del menú. Las grandes ilustraciones pueden ser incluso más efectivas que las fotos y dan a su menú un aspecto extravagante y atractivo.

Colocación perfecta

Piensa en dónde colocas los artículos, especialmente los de mayor marcado. Si pones el artículo más caro en la parte superior de tu menú, todo lo que esté debajo parecerá de un precio más razonable. Incluso el segundo artículo más caro parecerá de gran valor. Si realmente quieres impulsar un plato en particular resáltalo con una caja, un borde, gráficos o incluso una gran imagen.

Elige un formato que te funcione

Las cartas pueden ser hojas dobladas, folletos con tapas pesadas y páginas más ligeras, hojas sueltas o incluso tarjetas de puntal. Puedes elegir el laminado para que tu menú sea duradero y se pueda limpiar. Si tienes un establecimiento de alto nivel que vende platos más caros, un folleto en papel texturizado o de lujo podría ser más adecuado. Tus precios, rango y tipo de negocio dictarán las mejores opciones de formato y acabado.

El diseño perfecto para el menú perfecto

Si no eres diseñador, contrata uno. Tu carta es el último lugar para hacer recortes. Si parece barato y poco profesional la gente asumirá lo mismo de tu comida.

Informa a tu diseñador para que conozca tu negocio y el tipo de comida que sirves para que entienda completamente el tipo de establecimiento que estás manejando y pueda diseñar la carta de restaurante acorde a el.

Por eso te compartimos algunas ideas de donde puedes contratar los servicios de un diseñador especializado en diseño de cartas. Recuerda darle la información adaptada a los tips entregados en este post.

Luego de tener el diseño, solo te queda proceder con la impresión de la carta para tu restaurante

Compartir en

Deja una respuesta